Noticia

El partido ultraortodoxo Shas perdería su representación en el parlamento israelí

Según la encuesta elaborada por Maagar Mochot el pasado tres de enero el partido ultraortodoxo Shas sería el más perjudicado tras las elecciones de abril. El Shas, junto a la UTJ, es la formación representativa de este sector de la población en la Knesset y durante los últimos años ha formado parte de la coalición de gobierno del Likud del Primer Ministro Netanyahu. En 2015 el Shas obtuvo 7 escaños, por delante de los 6 de la UTJ. Según esta encuesta el Shas directamente perdería toda su representación al no conseguir superar la barrera de entrada del 3,25%. La UTJ, el otro partido ultraortodoxo, no se beneficiaría y obtendría los mismos escaños que en 2015. Sería la primera vez desde 1984 que el Shas no logra representación en la Knesset.

De la encuesta también destaca el hundimiento de los antiguos socios de la Unión Sionista, Hatnuah y el Partido Laborista, que si en 2015 unidos obtuvieron 24 escaños ahora por separado se quedarían en 11. Tres nuevos partidos entrarían con fuerza destacando la nueva plataforma centrista del General Benny Gantz, que pasaría a ser la segunda fuerza política junto a Yesh Atid y tras el Likud, y el nuevo partido de Naftali Bennett y Ayelet Shaked, la Nueva Derecha, con 8 escaños, los mismos que obtuvieron en 2015 con Hogar Judío, que en esta ocasión bajaría hasta los 4 diputados. La encuesta deja por ubicar 7 escaños que serían obtenidos por partidos que en cambio no los conseguirían al no superar la barrera del 3,25%. Obtendrían esos escaños en caso de ir en una coalición que supere la barrera.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: