Noticia

El Likud destacaría ante la atomización del parlamento israelí

Según la encuesta de Midgam realizada el pasado 2 de enero el próximo parlamento israelí surgido de las elecciones de abril estará formado por hasta 14 partidos políticos diferentes. Pese a esta gran atomización el Likud de Netanyahu conseguiría 31 escaños, 1 más que en 2015. Tres nuevas formaciones irrumpirían en la Knesset: la centrista Hosen Yisrael fundada por el General Benny Gantz, Gesher fundada por la ex-diputada de Yisrael Beiteinu Orly Levy y La Nueva Derecha, fundada por los ex-líderes de Hogar Judío Naftali Bennett y Ayelet Shaked.

La antigua Unión Sionista, que en 2015 consiguió ser segunda fuerza con 24 escaños, se disolvió el pasado 1 de enero. Las dos formaciones que en su día la formaron, el Partido Laborista y el Hatnuah de Tzipi Livni, sólo conseguirían 13 diputados por separado. La aparición de nuevas fuerzas políticas tendría diversos perjudicados: el centrista Kulanu pasaría de 10 a 5 escaños y Hogar Judío pasaría de 8 a 4 tras la salida de sus principales líderes y la formación de La Nueva Derecha. En este escenario Netanyahu lo tendría relativamente sencillo encabezar el nuevo gobierno ya que el Likud sería con diferencia la formación más votada pero sería una coalición formada por numerosos partidos.

Fuente

A %d blogueros les gusta esto: