Noticia

Suecia celebra elecciones legislativas en pleno auge de la extrema derecha

Suecia celebra hoy elecciones legislativas en pleno auge de la extrema derecha en Europa. Según los sondeos los socialdemócratas podrían dejar de ser la opción más votada por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial y ceder el puesto a la ultraderecha. Con los comicios europeos a 9 meses vista estas elecciones serán un termómetro sobre la fuerza de la extrema derecha eurófoba en el continente.

Los Detalles

    • Desde las elecciones de 2014 socialdemócratas (S) y verdes (MP) han gobernado en minoría el país. Juntos suman 138 escaños de un total de 349.
    • El principal bloque de oposición lo forman cuatro partidos del centro-derecha liderados por el conservador Partido Moderado (M, 84 diputados) y por centristas (C, 22), liberales (L, 19) y democristianos (KD, 16). El tercer bloque lo forman los ultranacionalistas del SD con 49 escaños, siendo la tercera fuerza política en el parlamento sueco.
    • El principal tema de la legislatura y la campaña ha sido la inmigración; Suecia, un tradicional país de acogida, se ha visto directamente implicada en la llamada crisis de refugiados. Sólo en 2015 el país acogió a decenas de miles de refugiados, lo que dio un mayor protagonismo político a la ultraderecha, totalmente opuesta a ello. Durante la última parte de la legislatura los socialdemócratas han endurecido la política migratoria sueca.

Contexto Las elecciones suecas se celebran en un contexto de auge de la extrema derecha en Europa, sobre todo tras la llamada crisis de los refugiados de 2015. Con unas elecciones europeas a 9 meses de distancia, las elecciones suecas se medirán como un termómetro de la capacidad electoral de la extrema derecha.

Sistema Electoral

  • El parlamento sueco, el Riksdag, está formado por 349 escaños. Estos se reparten proporcionalmente en listas multi-partidistas.
  • Los 29 distritos electorales tienen un mínimo de representantes, el resto de escaños se distribuyen de forma que el reparto final se corresponda con el voto nacional.
  • La barrera electoral para conseguir representación es el 4% a nivel nacional o el 12% en una circunscripción.
  • El Primer Ministro es luego elegido por el nuevo Riksdag.

Partidos y Encuestas

    • Los socialdemócratas (S, Socialdemokraterna) han sido el partido que ha dominado la política sueca durante buena parte del siglo XX. Han ganado todas las elecciones desde la Segunda Guerra Mundial obteniendo su segundo peor resultado en 2014. Suecia ha tenido un Primer Ministro socialdemócrata desde 1932 salvo los períodos 1976-1982, 1991-1994 y 2006-2014. En esta ocasión, y según las encuestas, estarían cerca de obtener su peor resultado histórico con el 24,5% de los votos y podrían incluso perder la primera posición frente a la ultraderecha según las firmas encuestadores YouGov y Sentio. Su candidato vuelve a ser Stefan Löfven, Primer Ministro desde 2014.
    • Los ecologistas (MP, Miljöpartiet), por primera vez en un gobierno, han estado rozando la barrera electoral del 4% gran parte de la legislatura. Si no la alcanzaran quedarían fuera del parlamento sueco por primera vez desde 1994. Según los sondeos los ecologistas estarían en el 5% en intención de voto. Si no lograsen alcanzar el 4%, la continuidad de un gobierno de centro-izquierda en Suecia estaría prácticamente descartada. Sus candidatos son el Ministro de Educación Gustav Fridolin y la Vice Primera Ministra Isabella Lövin.
    • El tercer partido que ha apoyado al gobierno pero sin entrar a formar parte de él es el Partido de la Izquierda (V, Vänsterpartiet). Los sondeos le dan un 10,1% en intención de voto, lo que supone prácticamente duplicar el 5,7% que obtuvieron en 2014. Al contrario que el gobierno, en el debate migratorio el partido ha seguido defendiendo una política abierta en cuanto a la acogida de inmigrantes. Su apoyo seguirá siendo necesario en caso de una reedición de un gobierno de centro-izquierda. Su candidato es Jonas Sjöstedt, líder del partido desde 2012.
    • El segundo gran bloque es el formado por el centro-derecha, principal alternativa durante décadas a los socialdemócratas. El conservador Partido Moderado (M, Moderaterna) obtendría un 17,6% de los votos según los sondeos, lejos de superar a los socialdemócratas e incluso quedaría por detrás de los ultranacionalistas, perdiendo su tradicional segundo puesto y el liderazgo de la oposición. Pero el apoyo del resto de fuerzas del centro-derecha sueco (Centerpartiet 8,1%, Liberalerna 6%, Kristdemokraterna 5,9%) le permitiría incluso formar gobierno. El candidato de los moderados es el ex ministro de la Seguridad Social y líder del partido Ulf Kristersson. La ex Ministra de Empresa Annie Lööf será la candidata de los centristas, el ex vice Primer Ministro Jan Björklund es el de los liberales y Ebba Busch Thor es la de los democristianos.
    • Por último la ultraderecha (SD, Sverigedemokraterna) obtendría el 19,2% de los votos según los sondeos. Entró por primera vez en el parlamento sueco en 2010 con el 5,7% de los votos y algunas encuestas incluso los sitúan como primera fuerza sólo 8 años después. Tienen muy complicado acceder a la jefatura del gobierno ya que ninguno de los dos bloques tradicionales de la política sueca, el de centro-izquierda o el de centro-derecha, está dispuesto a cooperar con ellos. Jimmie Åkesson, líder del partido desde 2005, vuelve a ser el candidato de los ultranacionalistas.
    • El partido feminista Iniciativa Feminista (F!, Feministiskt Initiativ) estuvo cerca de conseguir representación por primera vez en 2014, obteniendo el 3,1% de los votos. En esta ocasión las encuestas les sitúa lejos del 4%.

 

Las Claves

  • La principal cuestión a seguir es qué bloque consigue ser el más votado, el formado por el centro-izquierda (S+V+MP), el del centro-derecha (M+C+FP+KD) o la ultraderecha (SD).
  • Otra cuestión importante será qué partido surge como el más votado ya que los socialdemócratas llevan décadas siendo la fuerza ganadora.
  • Tres de los partidos con representación en el parlamento actual podrían perderla al estar su intención de voto cerca del 4% necesario para lograrla: los ecologistas, los liberales del FP y los democristianos. Si los ecologistas no obtienen escaño sería la primera vez desde 1994, en el caso de los liberales sería la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial y en el de los democristianos desde 1991.
  • Por último y lo más importante, qué bloque va a poder formar gobierno. Ninguno de los tres bloques (centro-izquierda, centro-derecha, extrema derecha) va a conseguir mayoría absoluta. Si el bloque de centro-derecha obtiene más votos que el centro-izquierda, es probable que los primeros gobiernen. Si es al contrario, el centro-derecha podría incluso gobernar con el apoyo externo de la extrema derecha siguiendo el modelo de Dinamarca. Por último cabe la posibilidad de un gran coalición al estilo alemán, inédita en Suecia, que al menos integre a los socialdemócratas y al Partido Moderado, sin descartar la participación de los ecologistas y el resto de partidos del centro-derecha.

 

A %d blogueros les gusta esto: