Ticker de noticias

Guía para las elecciones en Australia

Captura

Para que podáis seguir las elecciones en Australia del 7 de septiembre publicamos esta breve guía con lo más importante. Para saber sobre la situación política en Australia y el porqué de las elecciones anticipadas puedes leer este post que publicamos anteriormente.

Mañana día 7 de septiembre los australianos votarán para elegir a los miembros de sus dos Cámaras legislativas: la Cámara de Representantes (Cámara Baja) y el Senado (Cámara Alta). La Cámara de Representantes cuenta con 150 diputados, el Senado con 76, de los que sólo 40 se votan en estas elecciones ya que se va renovando por mitades cada 3 años (cada senador es elegido para un período de 6 años). En el caso de la Cámara de Representantes el mandato de un diputado es de 3 años a no ser que se convoquen elecciones anticipadas. Aunque el papel del Senado es importante, para formar gobierno es necesaria la mayoría en la Cámara Baja. El voto es obligatorio para los mayores de 18 y no ejercerlo puede comportar el pago de una multa.

camararepaus

Composición actual de la Cámara de Representantes

Los 150 diputados de la Cámara de Representantes son elegidos en circunscripciones uninominales (1 circunscripción por diputado, 150 circunscripciones) ponderadas por población. En cambio en el Senado a cada Estado (hay 6) le corresponden 12 senadores (sólo se renuevan 6 en estas elecciones) más dos senadores para el Territorio del Norte y el Territorio de la Capital Australiana (que se renuevan en estas elecciones). En el siguiente mapa podéis ver los 6 Estados en los que se divide el país (y que a su vez son las 8 circunscripciones para el Senado) y los diputados a la Cámara Baja que se eligen en cada uno de ellos, teniendo en cuenta que el Estado en este caso no es la circunscripción. El mapa es ilustrativo para ver que la ponderación por población falla ya que en la poblada Nueva Gales del Sur eligen 48 diputados y 6 senadores, mientras que en la menos poblada Australia del Sur eligen 11 diputados pero el mismo número de senadores, 6.

auspob

El sistema electoral australiano es uno de los más complejos. Se basa en un sistema de voto preferencial por el cual el votante ordena a los candidatos de los diferentes partidos según su preferencia. Una vez se suman todos los votos, si ningún candidato alcanza el 50% de los votos se elimina al candidato con menos votos y se suman estos votos a los candidatos que estaban en segunda preferencia. Así sucesivamente hasta que un candidato consigue el 50% de los votos. Debido a la complejidad del sistema, los partidos distribuyen a sus votantes un orden de preferencias establecido tácticamente para aumentar las posibilidades de sus candidatos. Aquí podéis ver cuales son este orden de preferencias según el partido y el Estado. Para saber más sobre el complejo sistema electoral australiano podéis consultar este link, o este otro.

Rudd

Rudd

Tres son los partidos que dominan la vida política australiana, el Partido Laborista, la Coalición y Los Verdes. El Partido Laborista lleva gobernando el país desde 2007. Junto al Partido Liberal (parte de la Coalición) se ha ido alternando en el poder durante todo el siglo XX. Su ideología es socialdemócrata aunque da cobijo a numerosas familias políticas, desde el laborismo clásico hasta el neoliberalismo. En 2007, con Kevin Rudd como candidato, el laborismo ganó las elecciones con un 43,4% de los votos (Cámara Representantes). En 2010 volvieron a ganar, con Julia Gillard como candidata con el 37,8% de los votos. Actualmente cuenta con 72 diputados en la Cámara y 31 senadores. Kevin Rudd repite como candidato tras hacerse con el liderazgo del partido el pasado junio en una votación interna. Durante la campaña los laboristas han defendido su gestión económica, que ha evitado el impacto de la crisis económica mundial en el país. También han endurecido su posición en cuanto a inmigración y asilo en un intento de atraer al votante centrista o conservador.

Abbott

Abbott

La Coalición está formada principalmente por el Partido Liberal (Liberal, conservador), su filial en el Estado de Queensland, el Partido Liberal Nacional de Queensland (LNP), y por los pequeños Partido Nacional (Nationals, conservador, agrario) y el Partido Liberal Rural (conservador, CLT). Actualmente la Coalición tiene 72 diputados (Liberal 44, LNP 21, Nationals 6, CLT 1) y 34 senadores. Su candidato es Tony Abbott, varias veces ministro y líder del partido desde 2009. En 2010 ya se presentó a las elecciones obteniendo su coalición un 43,5% de los votos (Cámara Representantes). Abbott promete endurecer las leyes de asilo y un mayor control de la inmigración y eliminar los impuestos al carbón y a la minería creados por el gobierno laborista. Su propuesta estrella es la de ampliar el permiso de maternidad a 26 semanas, con el objetivo puesto en el voto femenino, tan esquivo para Abbott.

200px-AustralianGreensLogo.svgPor último Los Verdes son la tercera fuerza política australiana, aunque a gran distancia de los otros dos. El partido fue fundado en 1992 y defiende la ecología política. Su único diputado en la Cámara Baja y sus 9 senadores han servido como sostén del gobierno laborista, en minoría en ambas cámaras. En las últimas elecciones Los Verdes obtuvieron un 11,8% de los votos en la Cámara de Representantes. Los Verdes quieren mantener los impuestos al carbón y la minería e incluso aumentarlos. También proponen crear nuevos impuestos para reducir la contaminación. Al contrario que laboristas y conservadores, los ecologistas defienden una mayor apertura a los inmigrantes y flexibilizar las leyes de asilo.

The_Wikileaks_Party_logo.svgSon numerosos los partidos que se presentan a las elecciones, algunos de lo más estrambóticos. El partido nacionalista Una Nación (One Nation) ahora en declive representa la opción más a la derecha en la política australiana. También se presenta el Partido Pirata, y el Partido de Wikileaks, que intentará que Julian Assange sea elegido senador. Otro partido que ha conseguido cierto eco mediático, sobre todo por su nombre, es el Partido Australiano del Sexo. Dado el complejo sistema de votación no sería difícil que cualquiera de estos partidos consiga un senador o incluso un diputado. Este sistema también favorece la proliferación de candidaturas de independientes, muchas de las cuales consiguen representanción parlamentaria.

En cuanto a las encuestas, todas ellas reflejan una clara ventaja de la Coalición sobre los laboristas. La Coalición se mueve en una horquilla del 43-45% mientras que los laboristas se mueven en el 33-35%. 10 puntos de ventaja que coinciden con los 9-11% de votos que obtendrían Los Verdes. En cuanto a preferencias, muy importante teniendo en cuenta el sistema electoral australiano explicado con anterioridad, los laboristas se colocan tan sólo a 4-6 puntos por debajo de la Coalición. Con estos datos es fácil predecir que la Coalición obtendrá una sólida mayoría absoluta en la Cámara de Representantes, por lo que podrá formar gobierno y Abbott será el próximo primer ministro, pero en el Senado posiblemente la mayoría caiga en manos de laboristas y verdes, lo que dificultará enormemente la actividad legislativa del nuevo gobierno conservador.

Combined_primary_polling_Aus_fed_2013

Evolución de la intención de voto

partidprefaus

Partido preferido Laboristas-Coalición

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: