Noticia

IBK gana unas elecciones presidenciales en Mali sorprendentemente pacíficas

ibk

Un año y medio después de la rebelión tuareg que dejó la mitad norte del país en manos de rebeldes del MNLA e islamistas próximos a Al Qaeda, un año y 3 meses después del golpe militar que derrocó al presidente Amodou Toumani Touré (ATT) y suspendió el régimen constitucional y sólo 6 meses después de la puesta en marcha de la intervención militar francesa (Operación Serval) en el país, Mali celebraba el pasado verano con éxito sus primeras elecciones presidenciales desde 2007. Elecciones a dos vueltas, ambas relativamente limpias, dado el contexto político, y con una participación récord. La primera vuelta se celebró el 28 de julio y al no conseguir ningún candidato el 50% de los votos se celebró una segunda vuelta el 11 de agosto.

Mapa de la rebelión de Azawad

Mapa de la rebelión de Azawad

Las elecciones se celebraron gracias al acuerdo entre el gobierno y el MNLA (Movimiento Nacional de Liberación de Azawad). Estaban planeadas para abril de 2012, pero la rebelión tuareg y el golpe de estado militar obligaron a suspenderlas indefinidamente. En Mali la figura presidencial tiene gran poder ya que su sistema político es presidencialista, tiene la potestad de nombrar al primer ministro. El mandato presidencial dura 5 años y sólo se puede renovar una vez. Las elecciones presidenciales son a dos vueltas. A la primera vuelta se presentaron hasta 28 candidatos, entre ellos tres ex-primer ministros (Ibrahim Boubacar Keita, Soumana Sacko y Modibo Sidibé), y cinco de ellos mantenidos en arresto domiciliario tras el golpe. Desde el primer momento 4 eran los favoritos: Ibrahim Boubacar Keita (IBK), Modibo Sidibé, Soumaïla Cissé y Dramane Dembelé.

IBK

IBK

El gran favorito era IBK, primer ministro bajo el presidente Alpha Oumar Konaré (AOK) entre 1994 y 2000 y presidente de la Asamblea Nacional entre 2002 y 2007. Perteneció a la ADEMA (Alianza para la Democracia en Mali, socialdemócrata) hasta que la abandonó en el 2000 por no contar con él para candidato del partido a las presidenciales de 2002. En 2001 fundó la “Asamblea Por Mali” (RPM, socialdemócrata), principal fuerza de la oposición en la actualidad con 11 de los 160 escaños. Se presentó a las elecciones presidenciales de 2002, donde quedo tercero en la primera vuelta con el 21% de los votos, y a las de 2007, donde quedó segundo en la primera vuelta (no hubo segunda) con el 19,2%. En ambas casos ganó las elecciones el presidente ATT. IBK condenó el golpe de Estado de marzo de 2012 pero no fue arrestado, por lo que se le suele acusar de connivencia con los golpistas. Su distanciamiento con el régimen de ATT, cuyo último mandato ha sido negativo económicamente hablando, le ha permitido aparecer como una figura de cambio, no contaminada por la gestión anterior. Ha contado con el apoyo de los militares y también de las principales autoridades religiosas (musulmanas) del país, entre ellos el del Alto Consejo Islámico, principal institución religiosa. También ha contado con el apoyo de los principales líderes de los países vecinos.

Cissé

Cissé

Soumaïla Cissé fue Ministro de Finanzas con el presidente AOK entre 1993 y 2000. Fue uno de los fundadores de ADEMA (paraguas de por la entonces oposición al régimen dictatorial del presidente Moussá Traoré) hasta que en 2003 abandonó la formación y fundó la Unión por la República y la Democracia (URD). Actualmente la URD está en coalición con ADEMA y cuenta con 34 escaños, siendo la segunda fuerza parlamentaria. En 2002 se presentó a las elecciones presidenciales como candidato de ADEMA pasando a segunda vuelta pero perdiendo con el 35,7% de los votos frente a ATT. Durante el golpe militar fue arrestado y herido, teniendo que ser tratado en Francia. Durante la campaña ha cultivado su perfil tecnócrata gracias a su pasado como ministro de Finanzas, centrándose en temas económicos.

Modibo Sidibé, primer ministro entre 2007 y 2011 bajo el presidente ATT es el candidato del FARE (Alternativa por la Renovación y la Alternancia). Es uno de los candidatos más próximos al ex Presidente ATT, y fue arrestado tras el golpe de Estado.

Por último ADEMA, el principal partido del país (con 51 de los 160 escaños parlamentarios), ha optado por un candidato joven y con poca experiencia, Dramane Dembélé cuyo máximo cargo ha sido el de Director de Minas entre 2005 y 2010. El candidato inicial del partido iba a ser Dioncounda Traoré, presidente de la Asamblea Nacional desde 2007, pero abandonó tras asumir la presidencia interina del país de abril a septiembre de 2013 como parte del acuerdo de paz con la junta militar golpista.

El 28 de julio, día de la primera vuelta de las presidenciales, la participación rondó el 50%, un éxito si tenemos en cuenta de que en este tipo de elecciones suele quedarse en el 30%. El aumento de la participación puede deberse a un sentimiento de protesta contra el golpe de estado militar y una muestra de apoyo al sistema democrático. Lo más sorprendente ha sido la ausencia de incidentes graves o violentos durante la jornada electoral o tras conocerse los resultados. En la zona norte, donde se produjeron los principales combates entre el ejército, las tropas francesas, los rebeldes tuareg y los islamistas, la participación ha sido menor. En las zonas de Gao o Tombuctú la jornada transcurrió con gran normalidad y los electores votaron bajo la protección de las fuerzas de la MINUSMA (Misión Multidimensional Integrada de las Naciones Unidas Para la Estabilización en Mali) y el ejército francés de la operación Serval. Sólo en la región norteña de Kidal, debido a la oposición a las elecciones de un sector del MNLA, la participación ha sido muy inferior a la media.

132581460_21n

El 28 de julio en la primera vuelta IBK se imponía con el 39,2% de los votos, aunque lejos del 50% que le hubiese evitado una segunda vuelta. En segunda posición quedó Cissé con el 19,4%, seguido por Dembélé con el 9,6% y Sidibé con el 4,9%. Los otros 24 candidatos se repartieron el resto de votos. Pasaban por tanto a la segunda vuelta, celebrada el 11 de agosto, IBK, apoyado por otros 22 candidatos y Cissé apoyado por otros 3. Sidibé apoyó a Cissé y sorprendentemente Dembélé apoyó a IBK, a pesar de que su partido, el ADEMA, llamó a apoyar a Cissé con cuyo partido, el UDR, forma coalición en el parlamento. Finalmente el 11 de agosto IBK ganó la segunda vuelta con un 77,6% de los votos, sumando un millón cien mil votos más que en las primera vuelta, frente al 22,4% de Cissé, que sólo logró sumar 75 mil votos. IBK de etnia Bambara consiguió sus mejores resultados en las provincias centrales del sur del país, en cambio Cissé, de etnia Peul y Songhai obtuvo sus mejores resultados al noreste, donde estas etnias son mayoritarias.

Resultados 1ª Vuelta

Resultados 1ª Vuelta

Mapa étnico de Mali

Mapa étnico de Mali

A %d blogueros les gusta esto: