Ticker de noticias

Elecciones en Togo: las divisiones en la oposición permiten la victoria del oficialismo

togo

De nuevo el clan Gnassingbé refuerza su dominio sobre Togo en unas elecciones relativamente limpias según los observadores internacionales y fraudulentas según la oposición. El pasado 25 de julio este pequeño y estrecho país de África Occidental, con poco más de 7 millones de habitantes, celebraba elecciones legislativas tras meses de enfrentamientos entre gobierno y oposición. Inicialmente planeadas para Octubre de 2012, la reforma de la ley electoral a última hora, que beneficiaba enormemente al gobierno según la oposición a través de técnicas de gerrymandering o manipulación de las fronteras de las circunscripciones electorales, provocó protestas masivas y que las elecciones se hayan pospuesto en numerosas ocasiones. Finalmente un acuerdo con la oposición, en la que se contemplaba la liberación de 10 opositores encarcelados, que la oposición tuviese representantes en la Comisión Nacional Electoral Independiente y que los partidos recibiesen financiación pública, ha permitido que se celebrasen los comicios. Pese a todo la oposición, agrupada en torno a la Alianza Arcoiris y el Colectivo Salvar Togo, ha seguido criticando la ley electoral mayoritaria.

Faure Gnassingbé

Faure Gnassingbé

Togo ha estado gobernada desde 1967, 7 años después de la independencia del país de Francia, por el clan Gnassingbé. Primero por el presidente Gnassingbé Eyadema, que llegó al poder tras su segundo golpe de estado en 1967 (el primero fue en 1963 y acabó con la muerte del primer presidente del país, Sylvanus Olympio), y tras su muerte por su hijo Faure Gnassingbé. Entre 1967 y 1991 Gnassingbé Eyadema gobernó de forma autoritaria a través del partido único Rassemblement du Peuple Togolais (RPT Encuentro del Pueblo Togolés) hasta que en 1991, al igual que gran parte de los países africanos y por la presión internacional, aprobó una nueva constitución democrática. La oposición siguió estando perseguido y las elecciones fueron amañadas sistemáticamente. Tras su muerte en 2005 la constitución no se respetó y el ejército impuso a su hijo como nuevo presidente. Las revueltas sociales, que provocaron cientos de muertos, y las sanciones internacionales obligaron a Faure Gnassingbé a celebrar ese mismo año elecciones presidenciales que ganó con el 60,1% de los votos, bajo la sospecha del fraude. En 2010 volvió a presentarse a las elecciones presidenciales ganando ampliamente con el 60,9%, y con el visto bueno de los observadores internacionales. Estas elecciones legislativas han sido interpretadas como una primera demostración de fuerzas de cara a las presidenciales de 2015.

olympio

Gilchrist Olympio

El sistema electoral de Togo contempla legislaturas de 5 años, desde las últimas elecciones en 2007 se ha ampliado de 81 a 91 los escaños que forman el legislativo. El sistema es mayoritario, lo que permite al partido con más votos tener una amplia mayoría de escaños. En las últimas elecciones celebradas en 2007, el partido oficialista RPT consiguió 50 de los 81 escaños con tan sólo el 39,4% de los votos. En segundo lugar quedó la Unión de las Fuerzas del Cambio, de Gilchrist Olympio, hijo del primer presidente del país, con el 37% de los votos y 27 escaños. Olympio, principal figura de la oposición, cambió de rumbo en 2010 y entró en el gobierno del RPT, defendiendo que Togo ya era un país plenamente democrático. En las elecciones de 2013 la oposición se ha presentado dividida en dos fuerzas, el Colectivo Salvar Togo y la Alianza Arcoiris, lo que le ha restado opciones. El principal objetivo de la oposición era lograr la mayoría suficiente como para aprobar el límite de dos mandatos presidenciales e impedir a Faure Gnassingbé presentarse a las presidenciales de 2015.

La división de la oposición ha beneficiado al RPT, renovado en la Unión para la República, que ha conseguido el 41,3% de los votos y 62 de los 91 escaños. Victoria amarga ya que ha perdido más de 350 mil votos, quedándose con cerca de 560 mil. El opositor Colectivo Salvar Togo ha obtenido el 34,5% de los votos y 19 escaños, y la Alianza Arcoiris el 11,2% y 6 diputados. Juntas las dos fuerzas de la oposición podrían haber superado al oficialismo ya que sus votos suman un 45,7% y más de 600 mil votos. En un desastroso cuarto lugar queda la Unión de las Fuerzas del Cambio, que paga su connivencia con el régimen perdiendo 24 escaños (se queda con 3) y casi 800 mil votos al obtener tan sólo el 7% de los votos (37% en 2007). La participación ha sido del 46,9% frente al 85% en 2007. La principal nota positiva es que no se han producido episodios violentos ni durante las elecciones ni tras la publicación oficial de los resultados, pese a las denuncias de la oposición de fraude. De cara a las presidenciales de 2015 los resultados de las legislativas ponen en evidencia que la reelección para Faure Gnassingbé puede ser más complicada que en las otras ocasiones.

Participación 46,93%

% Votos 2013

Nº Votos 2013

Nº Escaños 2013

% Votos 2007

Nº Votos 2007

Nº Escaños 2007

RPT/UPR

41,28%

557.040

62

39,36%

922.636

50

Colectivo Salvar Togo

34,45%

464.955

19

.

.

.

Alianza Arcoiris

11,20%

151.143

6

.

.

.

UFC

7,03%

94.839

3

37,01%

867.507

27

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: