Noticia

Portugal camina hacia la crisis política

Portugal camina inexorablemente hacia una crisis política de gran magnitud. El pasado miércoles 3 de abril se celebraba la cuarta moción de censura presentada contra el actual gobierno. La gran diferencia respecto a las 3 anteriores es que en esta ocasión la presentaba y apoyaba el Partido Socialista, principal partido de la oposición y primer partido según todas las encuestas. El gobierno, formado desde junio de 2011 por los dos principales partidos conservadores tras ganar las elecciones, el Partido Socialdemócrata (PSD mayoritario, conservador liberal) y el Centro Democrático Social- Partido Popular (CDS-PP minoritario, democristiano) ha conseguido superar la moción aunque la tensión política continúa. La moción del Partido Socialista sí que ha sido apoyada por el resto de la izquierda parlamentaria, la Coalición Democrática Unitaria (CDU, comunistas, verdes) y el Bloque de Izquierdas (BE anticapitalistas). Por primera vez la izquierda portuguesa votaba conjuntamente en una moción contra el gobierno. Pero la suma de los escaños de los 3 partidos del centroizquierda portugués: PS (74) + CDU (16) + BE (8) no han sido suficientes para superar la mayoría conservadora: PSD (108) + CDS-PP (24).

Actual composición del parlamento portugués

Actual composición del parlamento portugués

El segundo gran golpe que podría sufrir el gobierno durante las próximas horas procedería del Tribunal Constitucional. El Tribunal podría declarar inconstitucionales algunos de los recortes aprobados en el presupuesto elaborado por el gobierno, y enviado al Constitucional por el propio Presidente de la República Aníbal Cavaco Silva (PSD), ante las dudas surgidas por la legalidad de alguna de sus partes. Si el Constitucional anula algunos de los recortes el gobierno se encontraría en una difícil situación, ya que incluso el propio Primer Ministro Passos Coelho (PSD) ha anunciado que el gobierno ha agotado todas las medidas para continuar sus políticas de ajustes. Además su socio de coalición, el CDS-PP se muestra contrario a profundizar en las políticas de recortes y las tensiones con el PSD van en aumento. El escenario de unas elecciones anticipadas por el agotamiento del propio gobierno o una ruptura entre PSD y CDS-PP está cada vez más cerca, y la estabilidad política de Portugal pende de un hilo.

Encuesta Jornal de Noticias

Encuesta CESOP

¿Qué nos dicen las encuestas sobre la situación política en Portugal? Son varias las encuestas publicadas durante el último mes que nos pueden dar una buena percepción de la situación política en Portugal.

  • Resultados elecciones 5 de junio 2011: PSD 38,7%, PS 28,1%, CDS-PP 11,7%, CDU 7,9%, BE 5,2%
  • Eurosondagem (8 marzo): PS 35.2%, PSD 27%, CDU 12.1%, CDS-PP 9%, BE 8%

  • CESOP (15 marzo): PS 31%, PSD 28%, CDU 12%, BE 8%, CDS-PP 5%

  • Aximage (28 marzo): PS 31.6%, PSD 25.1%, CDU 12.2%, CDS-PP 12.1%, BE 7.1%

  • i/Pitagórica (28 marzo): PS 36,7% PSD 25,7%, CDU 11,2%, CDS-PP 10,6%, BE 8%

  • Media encuestas marzo: PS 33,6%, PSD 26,5%, CDU 11,9%, CDS-PP 9,2%, BE 7,8%

Todas las encuestas coinciden en que si hoy Portugal celebrase elecciones, los socialistas conseguirían ser el partido más votado con una media del 33,6% en intención de voto, 5 puntos más que en 2011. El PSD se hundiría y perdería más de 10 puntos según todas las encuestas, 7 puntos por detrás de los socialistas. Los comunistas del CDU se colocarían en tercer lugar con casi el 12% de los votos (50% + que en 2011). Le seguiría el CDS-PP con un 9% de los votos (que pierde casi un cuarto de los votos) y el BE con cerca del 8% en intención de voto, muy cerca de los democristianos.

Encuesta Eurosondagem

Encuesta Eurosondagem

Con estos porcentajes sería difícil formar un gobierno estable. Los dos partidos conservadores PSD y CDS-PP no podrían formar una mayoría ya que tendrían un porcentaje del 34,7% y no tendrían el apoyo de las fuerzas de la izquierda. El PS, pese a ser el partido más votado, también lo tiene difícil para gobernar; históricamente la izquierda portuguesa, sobre todo socialistas y comunistas, han tenido unas relaciones tensas y poco cooperativas, en la actual situación sólo el BE ha dado muestras de estar receptivo a un futuro gobierno de coalición con el PS. PS y BE sumarían el 41,2% de los votos y probablemente una mayoría cercana a la absoluta en escaños pero sin alcanzarla. Un gobierno de coalición entre el PS y el BE con el apoyo (o la abstención) de los comunistas del CDU podría traer cierta estabilidad aunque sería muy difícil de negociar teniendo en cuenta que socialistas y anticapitalistas se encuentran alejados respecto de las políticas de austeridad (el PS sigue comprometido con el memorándum acordado con Bruselas). Otro posible acuerdo sería entre los socialistas y el CDS-PP más moderados en cuanto a políticas de austeridad que el PSD. Por último el moderantismo del PS le podría llevar, en una situación de emergencia, a un gobierno de gran coalición con PSD y CDS-PP. El líder socialista, António José Seguro, sería en todos los escenarios el próximo primer ministro portugués.

A %d blogueros les gusta esto: