Noticia

Elecciones en Kenia: Kenyatta gana por la mínima

La dinastía Kenyatta vuelve al poder en Kenia de la mano de Uhuru Kenyatta, hijo del considerado padre fundador de la patria Jomo Kenyatta, primer presidente del país africano (1964-1978). Una victoria inesperada por lo contundente de su resultado (casi 7 puntos por delante de su principal rival Raila Odinga) ya que las encuestas mostraban un empate técnico en torno al 45% del voto desde hacía meses. Pero la mayor sorpresa ha sido la aparente calma y falta de violencia; los episodios violentos han sido esporádicos y limitados a la zona costera donde separatistas han protagonizado los incidentes más graves, con cerca de una decena de víctimas. Nada que ver con los más de 1500 muertos que produjeron los enfrentamientos entre miembros de las etnias Kikuyu y Kalenjin tras la victoria de Mwai Kibaki en las elecciones presidenciales de 2007. El trauma de los enfrentamientos de 2007, que se solucionó gracias a un acuerdo de coalición entre el recién elegido presidente Kibaki y su principal rival en las elecciones, Odinga, que ocuparía el puesto de primer ministro, ha marcado los preparativos de las elecciones.

Uhuru Kenyatta

Uhuru Kenyatta

Uhuru Kenyatta además de haber sido hijo de Jomo Kenyatta ha sido ministro de Finanzas del país entre 2009 y 2012. Su plataforma electoral ha sido el partido Alianza Nacional (TNA), creado en 2000 pero refundado en 2012 para servir a los objetivos electorales de Kenyatta tras abandonar el KANU (Unión Nacional Africana de Kenia, antigua partido único de Jomo Kenyatta durante 40 años). Otros partidos que han apoyado su candidatura han sido la Coalición Nacional Arcorirs (NARC partido fundado en 2002 por Odinga y Kibaki entre otros y que controló el gobierno entre 2002 y 2005) y el Partido Republicano Unido (creado en 2012 por el varias veces ministro William Ruto, exmiembro del KANU y del Movimiento Democrático Naranja ODM, partido de Odinga). También cuenta con el apoyo del Partido de Unidad Nacional del Presidente Mwai Kibaki. Ruto se presenta junto a Kenyatta como candidato a vicepresidente.

El eterno segundón, Raila Odinga, vuelve a perder las elecciones tras hacerlo en 2007 contra Kibaki. Aunque esta vez las encuestas le señalaban como el favorito (aunque por poco margen) Kenyatta se le ha impuesto con un 50,07% del voto frente a su 43,31%. Odinga, primer ministro desde 2008, ha sido una de las principales personalidades de la política en Kenia. Activista contra el régimen de partido único del KANU, Odinga cobró gran notoriedad en el país a partir de los años 80. En 1997 quedó tercero en las elecciones presidenciales tras Daniel arap Moi (presidente entre 1978 y 2002) y Kibaki. Durante los 90 se integra en el KANU partido contra el que había combatido durante décadas. En 2002 Odinga junto a Kibaki funda la Coalición Nacional Arcoiris (NARC) tras la nominación de Uhuru Kenyatta como el candidato presidencial del KANU. Finalmente Kibaki, candidato de la NARC, vence a Kenyatta en las presidenciales de 2002. Odinga, al no ser recompensado con el puesto de primer ministro por su apoyo a Kibaki, abandona en 2005 la NARC y funda el Movimiento Democrático Naranja (ODM).  En 2007 pierde las elecciones presidenciales contra Kibaki pero tras el estallido de violencia posterior entra en su gobierno como primer ministro. En 2012 el ODM su une a varios partidos para formar la Coalición para las Reformas y la Democracia (CORD) y Odinga se presenta como su candidato a las presidenciales de 2013. Como candidato a vicepresidente le ha acompañado Kalonzo Musyoka, vicepresidente de Kenia desde 2008 y exmiembro del KANU, de la NARC y de la ODM. En 2007 Musyoka se separó del ODM de Odinga y se presentó a las elecciones presidenciales quedando tercero con el 9% de los votos.

Raila Odinga

Raila Odinga

El tercer candidato relevante, que sólo ha obtenido un 3,93% de los votos, es el viceprimer ministro desde 2008 Musalia Mudavadi. Exmiembro del ODM de Odinga, en 2002 se presentó como candidato a vicepresidente junto a Uhuru Kenyatta. A partir de 2007 apoyaría a Odinga, pero abandonaría en 2012 el ODM por no poder presentarse como candidato presidencial del partido. Se presenta por el pequeño partido Foro Democrático Unido y también le apoya el KANU.

Como se puede observar la política de Kenia está dominada por muy pocas personalidades: Kenyatta, Kibaki, Odinga, Ruto, Musyoka, Mudavadi, la mayoría exmiembros del gobierno de coalición saliente. Esto ha provocado un cúmulo de viejas rencillas y rivalidades, además de un vacío ideológico debido a las constantes idas y venidas de los líderes de las formaciones y a las numerosas escisiones personalistas, que hacen que sea la etnia finalmente el eje fundamental de la política keniata. La falta de debate ideológico vincula al político con su etnia perdiendo el carácter tranversal de un partido político, lo que acaba por relacionar rivalidades políticas con las étnicas y provoque un enfrentamiento más intenso cuando se producen elecciones. Al igual que el Presidente saliente Kibaki, Kenyatta pertenece a la etnia Kikuyu mientras que Odinga pertenece a la etnia Luo aunque tiene mucho apoyo entre la etnia Kalenjin. La victoria por la mínima de Kenyatta (50,07%, mínima ya que si no hubiese superado el 50% habría habido una segunda vuelta) ha empujado a Odinga, eterno perdedor en esto de las presidenciales, a denunciar el resultado a los tribunales por supuesto fraude electoral. Por ahora la tensión está controlada pero las consecuencias de las elecciones están lejos de acabar.

Os recomendamos la entrevista realizada por nuestros compañeros de Latitud194 a Javier Triana, corresponsal de EFE en Nairobi (Kenia)

2013-kenya-presidentialkenya-map-tribes

A %d blogueros les gusta esto: