Noticia

Elecciones en Malta: el laborismo consigue una victoria histórica

El pasado sábado 9 de marzo Malta celebraba elecciones legislativas tras un tormentoso año político. La escueta mayoría parlamentaria en la que se sustentaba el gobierno del conservador Partido Nacionalista, 35 escaños frente a los 34 de la oposición, transformaba cualquier votación en un plebiscito al gobierno. Si además añadimos casos de corrupción y disensiones internas en el partido gobernante, era cuestión de tiempo que el gobierno cayera. Así ocurrió el pasado diciembre cuando durante la votación del presupuesto anual un diputado nacionalista votó en contra del gobierno junto a la oposición formada por el Partido Laborista, dejando al gobierno en minoría. Ante esta situación el primer ministro Lawrence Gonzi anunció la disolución de la Cámara en enero y la celebración de elecciones anticipadas en marzo.

Lawrence Gonzi

Lawrence Gonzi

El sistema político maltés se caracteriza por un fuerte bipartidismo dominado por dos partidos políticos, el Partido Nacionalista a la derecha y el Partido Laborista a la izquierda. Normalmente se presentan otras fuerzas políticas, aunque muy rara vez consiguen representación. Desde la independencia de la isla del Reino Unido en 1964 las dos fuerzas han monopolizado la política maltesa, sobre todo a partir de los 70, desde entonces ambos partidos sumados no bajan del 95% de los votos. Al ser los dos grandes partidos los únicos actores de la vida política en la isla, están compuestas por una gran heterogeneidad de ideologías y familias políticas. El Partido Nacionalista agrupa a democristianos, conservadores y liberales, el Partido Laborista engloba desde socialdemócratas hasta una izquierda más radical. En esta ocasión un tercer partido, la ecologista Alternativa Democrática, se ha presentado a las elecciones esperando obtener su primer escaño. Otro factor importante para entender la vida política de Malta es el gran conservadurismo de la sociedad, y por ello, de la política; tan sólo en el 2011 se legalizó el divorcio. Este conservadurismo se debe sobre todo al pasado de las islas (el país está formado por la isla de Malta y la de Gozo), gobernada durante siglos por la orden religiosa de la Orden de los Caballeros de Malta, muy influyentes todavía y por el gran prestigio social y poder de la Iglesia católica en el país.

Joseph Muscat

Joseph Muscat

Las elecciones han supuesto una victoria histórica del laborismo maltés. Con el 54,2% de los votos y 39 de los 69 escaños del Parlamento, los laboristas, liderados por el exeurodiputado  Joseph Muscat logran su mejor resultado desde 1955. Además consigue la mayor ventaja (30 mil votos) con el Partido Nacionalista en su historia y ganar unas elecciones legislativas por primera vez desde 1998. Los grandes perdedores, los nacionalistas, han obtenido su peor resultado desde 1962, el 44% de los votos y 30 escaños. Su líder, Gonzi, primer ministro desde 2004, que llevó al país a formar parte de la Unión Europea, ha anunciado que no seguirá liderando el partido. Los ecologistas de Alternativa Democrática logran su mejor resultado desde que se fundó el partido en 1989, el 1,8% de los votos, pero se quedan fuera del Parlamento. El bipartidismo en Malta resiste.

Malta_Labour_Party_logoMuscat, el próximo primer ministro de Malta, y el primer laborista desde 1998, fue eurodiputado entre 2004 y 2008. Ganó el liderazgo del Partido Laborista en 2008 sucediendo al euroescéptico Alfred Sant (los laboristas han sido tradicionalmente probritánicos mientras que los nacionalistas han sido más proeuropeos). Su campaña electoral ha girado en torno a los problemas que más perciben los ciudadanos como el alto precio de la energía y la luz (este país insular paga una de las tarifas más altas de Europa). Pero debe su victoria principalmente a los escándalos que han hundido al Partido Nacionalista. Los oscuros vínculos entre varios miembros del gobierno Gonzi con grandes empresas y empresarios vieron la luz destapando graves casos de corrupción. La lucha interna entre Gozni y el excomisario europeo John Dalli (que tuvo que dimitir por ser sospechoso de corrupción) por el liderazgo del partido también se ha cobrado un precio en estas elecciones.

 

Escaños 2013

Escaños 2008

% Votos 2013

% Votos 2008

Nº Votos 2013

Nº Votos 2008

Partido Laborista

39

34

54,19%

48,79%

161479

141888

Partido Nacionalista

30

35

43,96%

49,34%

131004

143468

Alternativa Democrática

0

0

1,84%

1,31%

5471

3810

Rojo: Laboristas, Azul: Nacionalistas

Rojo: Laboristas, Azul: Nacionalistas

A %d blogueros les gusta esto: